miércoles, 21 de diciembre de 2011

VIÑETA 25

Ayer celebramos la última sesión de este Taller de Lectura en el CPAP Bergondo. Y mañana nos vamos de vacaciones... No se me ocurre mejor manera de despedir el curso que con esta viñeta de Forges. Sobran las palabras.


¡Feliz Navidad a todos!

martes, 20 de diciembre de 2011

LOS BISOÑÉS DE DON RAMÓN de Ignacio Aldecoa (II)

Esta semana hemos leído el último relato del año en el Taller de Lectura, Los bisoñés de don Ramón, de Ignacio Aldecoa. El texto es una sátira mordaz de la burguesía española de mediado el siglo XX, una clase media ascendente, de origen humilde (para ilustrarlo, tomo prestadas unas palabras de la madre del protagonista:"Toma ejemplo de tu padre, que no era nada, y ya ves:jefe de negociado de primera y, todavía, joven") y carente de escrúpulos en su fin de obtener notabilidad y subir en la escala social.

La frase inicial del cuento refleja muy a las claras las intenciones de Aldecoa: "Él era rubito, gordito, culoncito". Con esta breve descripción, mediante el uso de los diminutivos, queda patente el tono crítico y burlón que nos encontraremos a lo largo de todo el relato.

El protagonista del cuento es Ramón Martínez García, alias Cuchín. Cuchín es un pequeño empollón que ansía ser ministro. Espoleado por sus progenitores, Cuchín estudia y saca buenas notas, y demuestra sus habilidades cuando reciben visitas, ganándose sus antipatías y, al mismo tiempo, convirtiéndose en la envidia de otras madres de familia.

Su madre, por su parte, es una mujer muy religiosa, sobreprotectora con su hijo y muy amiga de mantener las apariencias. Cuchín crece y, etapa tras etapa, va avanzando hacia su meta de ser ministro.


Un episodio fundamental en este relato es la fiesta que Cuchín y su madre organizan en honor del jefe de este último, Don Francisco. Esta fiesta, concebida como un trampolín en la carrera de Cuchín, está cargada de adulación y lisonja (herramienta fundamental para el ascenso social) a Don Francisco. Para ello, no se escatiman medios. La madre invita a multitud de personas (unas importantes, otras no), alquila sirvientes, da conversación, ofrece champán... Esta sesión cargada de esperanzas no resulta todo lo exitosa que se esperaba, pues Don Francisco, acuciado por los compromisos y por la presión de la madre, abandona la fiesta apresuradamente.

Pero el momento álgido de la narración no tiene que ver con la "carrera profesional" de Cuchín, sino con su vida privada. El tiempo pasó, el padre de murió, Cuchín era ya "secretario de no se sabe qué en un Ministerio" y se fue quedando calvo... La relación de Cuchín con su madre continúa por los mismos derroteros, sigue siendo su niño, el eje sobre el que gira toda la existencia de la madre.

Un buen día, la madre vio derrumbarse toda su existencia. Su hijo, su Cuchín, que había empezado a llegar tarde a casa, tenía una colección de bisoñés, tres bisoñés, para ser exacto, más propios de una mujerzuela que de un hombre digno. La posibilidad de que Cuchín tuviese una relación con una mujer, incluso de que tuviese novia, era un golpe que no podía entender (aunque su vieja sirvienta Serafina intentase explicárselo) ni soportar.

Una madrugada, Cuchín llegó a casa un tanto ebrio y con manchas de carmín en el cuello. Su madre lo esperaba despierta en su cuarto. La escena era inevitable. La madre le llama la atención y le da sus quejas pero Cuchín encuentra una salida. Cuchín se sincera y le cuenta a su madre que está desesperado, que nunca se cumplirán sus sueños, que nunca llegará a ser ministro. Su madre, enternecida, disculpa todas las faltas de su hijo. Reconoce incluso que su marido también se echaba de vez en cuando una canita al aire.

La frase final del relato nos desenmascara al personaje. Cuchín, después de que su madre abandonase sus aposentos, se miraba al espejo y se hacía muecas. Aldecoa nos dice "Era un farsante y podía hacer carrera", resumiéndonos las características necesarias para ser alguien en el mundillo de la política...

jueves, 15 de diciembre de 2011

¿Las bibliotecas no molan?

La conocida marca de bebidas refrescantes Pepsi ha lanzado una nueva campaña publicitaria a través de internet un tanto polémica. En el anuncio interactivo, que tiene lugar en el interior de una biblioteca, un joven intenta ligar con una chica mientras la bibliotecaria (prototipo de la bibliotecaria más arcaica) lo evita con su presencia. El nuevo producto de la marca es el que le dará al chico lo necesario para abordar con éxito a la joven.


El spot va acompañado del siguiente solgan: "Las bibliotecas no molan, sáltate las normas y dale un giro de Extracafeína a nuestra historia... ¿quieres ver cómo cambia todo?". De este modo, la reacción del "gremio" de los bibliotecarios, personas afines y "gente normal", en general, no se hizo de esperar en las redes sociales, lo que ha obligado a la competencia de Coca-Cola a rectificar y pedir disculpas.

Parece que, en la mítica lucha de Pepsi contra Coca-Cola, la segunda, al menos en cuanto a la calidad de sus campañas publicitarias, sigue llevando ventaja...

martes, 13 de diciembre de 2011

LOS BISOÑÉS DE DON RAMÓN de Ignacio Aldecoa

Ignacio Aldecoa (Vitoria, 1.925 - Madrid, 1.969) fue un escritor español conocido por sus poesías, por sus novelas y, sobre todo, por sus cuentos, de la corriente neorrealista. De hecho, Aldecoa está considerado uno de los mejores cuentistas españoles del siglo XX. Los protagonistas de sus creaciones suelen ser personajes humildes y sus escritos rezuman desencanto y crítica social, no exenta de sentido del humor. Una muestra de ello es el relato que leeremos esta semana, Los bisoñés de Don Ramón



Os podéis descargar un volumen con sus mejores cuentos (incluido el que nos ocupa) en este enlace.


Este mismo año, recogimos en este blog la noticia del fallcimiento de su mujer, Josefina Aldecoa, de la cual leímos el relato Espejismos.

VOX POPULI de Villiers de L'Isle Adam (II)

Vox populi es una expresión latina que proviene del refrán "vox populi, vox dei" que significa algo así como que la voz del pueblo es la voz de dios. Pues Vox populi es el título del último relato que hemos leído en el Taller de Lectura y es obra del escritor decimonónico francés Villiers de L'Isle Adam.

La acción se sitúa en el tumultuoso hervidero de acontecimientos políticos y sociales que es el París de la segunda mitad del siglo XIX. El narrador nos ofrece dos localizaciones espaciales precisas: los Campos Elíseos, lugar de celebración de las victorias militares en Francia y la catedral de Notre Dame, centro religioso del país.



En cuanto a la localización temporal del relato, el narrador nos aclara al principio del relato que la acción que nos describe al inicio de la obra tuvo lugar doce años antes del momento de escribirla y a medida que avanza el texto, nos ofrece varias referencias temporales que coinciden con diferentes celebraciones, desfiles militares y cambios en la forma configuración política del país:Doce años sufridos desde esta visión!", "¡Diez años llevados por el viento...!", "¡Nueve años soportados desde ese sol turbulento!", "Y dos lunas más tarde..."

Varios aspectos llaman la atención tras la lectura de este relato. Por un lado, cabe destacar su estructura, basada en la múltiple repetición de tres expresiones a lo largo de la obra ("¡Gran revista la de aquel día en los Campos Elíseos!", en voz del narrador; "¡Compadezcan, por favor, a un pobre ciego!", fruto de la voz del personaje principal del relato, el viejo mendigo; y "¡Viva...!", las salves lanzadas al aire, voz en grito, por el personaje colectivo que es el pueblo), que nos recuerdan la estructura de un salmo o una letanía.

Por otra parte, llama la atención la predominancia absoluta de dos campos semánticos a lo largo del relato: el militar, asociado con los Campos Elíseos y los desfiles que allí tienen lugar (caballería, clarines, salvas, fragor de los tambores, desfiles, infantería, estandartes, corazas, baterías, fuertes, fusiles, guerra civil...), y el religioso, asociado con el personaje del mendigo y su lugar de cuestación (Te Deum, Lázaro, sagrado, oración, Pontífice, caridad divina, iglesia, profeta).




El viejo y ciego mendigo, es el principal personaje de este relato. Él representa con su salmo "¡Compadezcan, por favor a un pobre ciego!" la voz de la conciencia popular, ya que no sólo pide una limosna, sino que está rogando por el futuro de todo un pueblo. Por ello el autor se refiere a él con expresiones como las siguientes: Lázaro, Elegido del Infortunio, Voz inmutable, veterano de la humna miseria, Voz verdadera, vigilante nocturno, Pontífice de la Fraternidad o profeta, entre otras.

Se aprecia, asímismo, el desgaste de la gente producido por los constantes cambios de gobierno (emperador - república - comuna - mariscal) que no suponen ninguna satisfacción de las necesidades vitales de los franceses. Del entusiasmo, al aburrimiento, del frenesí al terror.

Para L'Isle Adam, todos los regímenes políticos son semejantes -todos se manifiestan pomposamente con un desfile y aclamaciones populares- y ninguno se ocupa de satisfacer las necesidades reales del pueblo. El pueblo, por su parte, es seducido por la artificiosidad y las muestras de poder y se aparta del misterio y de la religión para adorar a estos falsos profetas.

lunes, 12 de diciembre de 2011

¡Feliz cumpleaños!

Algunos medios se hacen eco hoy del 300º aniversario de la Biblioteca Nacional. Para conmemorar una fecha tan especial, esta institución desempolva sus tesoros más cotizados para que el público pueda contemplarlos, lustrosos, en una exposición sin igual que abrirá el telón el próximo martes.


Mientras, en Londres, el Museo de la capital inglesa, celebrará el bicentenario del nacimiento del genial escritor británico Charles Dickens (1.812-18.70), autor de grandes clásicos como Oliver Twist, Historia de dos ciudades o Un cuento de Navidad, entre muchos otros.


jueves, 1 de diciembre de 2011

Repasando los periódicos

Repasando la prensa diaria (en internet), me encuentro con dos noticias relacionadas con el universo literario.

La primera es una buena noticia. El poeta chileno Nicanor Parra ha sido galardonado con el Premio Cervantes, uniéndose a una larga lista de "imprescindibles" de la literatura en lengua castellana.

La segunda noticia no es tan agradable como la anterior, pues hemos sabido que la escritora alemana Christa Wolf acaba de fallecer a los 82 años de edad.

VIÑETA 24

A ver si alguno de mis alumnos me explica* esta viñeta...


 ________
* Podéis describir qué es lo que se ve en la imagen, dónde está la gracia, etc.