jueves, 27 de marzo de 2014

EL MENDIGO, de Guy de Maupassant

La próxima semana leeremos otro relato "cruel" de Guy de Maupassant, El mendigo.


2 comentarios:

  1. Por lo general,quienes tienen bienes,éstos les sirven de refugio mientras ellos les son serviles a los objetos que han logrado reunir,sin poder entender lo desnudas y hechas girones que han quedado sus almas peleadas con su costado que se suponía humano y que ha dejado de serlo.Estos mendigos con hambre y sed de amor se convierten paralelamente en guardianes de todo aquello que los sobrevivirá, sin dignificarles.

    ResponderEliminar
  2. Lo peor de todo,paradógicamente,no esta en el otro ,osea en aquel que puede llegar a producir rechazo en cada uno de nosotros( me incluyo por más que no profese semejante manera de actuar),lo peor está en el que mira y da vuelta a la cara para el lado contrario,pués en el momento que lo hace descubre en lo que vé y le deprime,lo mísero de su existencia y de la existencia en sí cuando la solidaridad esta ausente,porque aquel,a quien desprecian,les recuerda sus miserias no barridas ,ni espulsadas de su pecho,las que acumulan a la sombra de cruel vida.

    ResponderEliminar