martes, 22 de noviembre de 2011

SOMBRA EN LA NOCHE de Dashiell Hammett (II)

Esta semana hemos leído una pequeña muestra de novela negra, con el relato Sombra en la noche de Dashiell Hammett. En esta historia apreciamos algunas de las características de este subgénero literario: una atmósfera asfixiante, de miedo, violencia, falta de justicia, corrupción del poder e inseguridad (según la wikipedia).

La acción se sitúa en los EE.UU. de los años 20, época marcada por el "gangsterismo" -representado por los personajes de Fred Barnes y Tony Forest-; la "ley seca" -los personajes de Helen y Jack intiman en un despacho clandestino de bebidas alcohólicas-; y la segregación racial -la relación de Helen y Jack es imposible debido al diferente color de sus pieles-.

El título, Sombra en la noche, nos sugiere oscuridad, penumbra, tinieblas, y nos avanza un dato fundamental: el color de la piel del protagonista.

En el relato aparece una variada galería de personajes propia del ambiente en que se desarrolla la historia: Helen Warner, hija del juez Warner, una joven de buena familia un tanto rebelde y alocada; Jack Bye, el protagonista, un intrépido hombre negro de piel clara y con estudios universitarios; Fred Barnes, un mafioso de medio pelo; Tony Forest, su secuaz o esbirro; Toots, el barman negro de un local clandestino...

Tiene especial relevancia, en esta historia de los bajos fondos, el uso de un lenguaje coloquial, incluso vulgar, propio de la tipología de caracteres que pueblan el relato. Así, aparecen expresiones vulgares como "esfúmate", "lo sacudí", "le di duro", "pelotera"... e incluso palabras malsonantes como en la frase final: "¿Y qué coño quieres que sea?- repliqué- ¿Un chino?"


No hay comentarios:

Publicar un comentario