viernes, 6 de mayo de 2011

EL RETRATO OVAL de Edgar Allan Poe

La próxima sesión del Taller de Lectura estará dedicada al escritor estadounidense Edgar Allan Poe, uno de los cuentistas más impotantes de la historia y maestro del género de terror y/o misterio.


Edgar Allan Poe (1809-1849) fue un escritor estadounidense con una existencia trágica, atormentada, aspecto que se vería reflejado en la mayor parte de sus obras.

Perdió a sus padres siendo apenas un recién nacido; creció con unos padres adoptivos que le dieron una buena educación; muy joven, se casó con su prima de 13 años, que murió de tuberculosis a los 25; se sumergió en el consumo de drogas (opio) y alcohol... y mientras tanto dejó para la eternidad obras maestras como el poema El Cuervo, la novela Las aventuras de Arthur Gordon Pym o los relatos Manuscrito hallado en una botella, La caída de la casa Usher, Los crímenes de la calle Morgue, La máscara de la muerte roja, El escarabajo de oro, El gato negro, El barril del amontillado o el que nos ocupa, El retrato oval.

Su muerte, aún hoy, es un enigma sin resolver. Se han barajado una multitud de causas de su fallecimiento: cólera, sífilis, meningitis, incluso el suicidio y el asesinato; si bien el motivo más probable (y el más aceptado) de su óbito es el alcoholismo.

Los aficionados al cine también recordamos los relatos de Poe apoyados en las personales adaptaciones que Roger Corman hizo de varias de sus más famosas creaciones. Entre 1960 y 1965, Roger Corman llevó a la gran pantalla algunas de las geniales obras del escritor norteamericano: La caída de la casa Usher, El pozo y el péndulo, La obsesión o El entierro prematuro, Cuentos de terror (en los que adapta de forma libre Morella, El gato negro, El tonel de amontillado y El caso del señor Valdemar), El cuervo, La máscara de la muerte roja y La tumba de Ligeia.

Si fue Roger Corman el que adaptó estas obras al cine, el rostro que siempre recordaremos dando vida a los a veces malvados, pero siempre atormentados y misteriosos, personajes concebidos por la fértil imaginación de Poe, es el del elegante actor estadounidense Vincent Price.

No hay comentarios:

Publicar un comentario