viernes, 11 de marzo de 2011

Un año sin Miguel Delibes

Mañana se cumple un año de la muerte del gran cronista castellano Miguel Delibes. Un año sin el académico, sin el humanista, sin el cazador, sin el forjador de personajes, sin el superventas, sin el eterno candidato al Premio Nobel, sin el Escritor.


Estos días nos hartaremos de leer su nombre en los periódicos y de escucharlo en televisión. Y no es para menos: su sillón en la Real Academia sigue vacío un año después de su defunción (http://ecodiario.eleconomista.es/cultura/noticias/2896431/03/11/El-Sillon-e-de-la-Real-Academia-de-la-Lengua-permanece-vacio-un-ano-despues-del-fallecimiento-de-Miguel-Delibes.html), se crea una fundación para preservar y divulgar su legado (http://www.lavozdegalicia.es/ocioycultura/2011/03/11/00031299848625594376687.htm), ha vendido 300.000 ejemplares después de muerto (http://www.rtve.es/noticias/20110311/legado-miguel-delibes-mas-vivo-que-nunca-ano-despues-muerte-del-escritor/415869.shtml), etc.

A él le debemos obras fundamentales de la literatura española del siglo XX como La sombra del ciprés es alargada, El camino, Mi idolatrado hijo Sisí, Las ratas, Cinco horas con Mario, Diario de un cazador, El príncipe destronado, Los Santos inocentes, El disputado voto del señor Cayo, El hereje y muchas más. Algunas de ellas han sido llevadas al cine y también han sido materia de lectura inexcusable en la educación obligatoria.

Algunos recordaréis que el pasado año, con motivo de su fallecimiento, le dedicamos una sesión de nuestro taller de lectura. Leímos un relato titulado El primer pitillo. Este año nuestro humilde homenaje consiste en esta entrada. Si queréis sumaros a él, dejad vuestros comentarios.

2 comentarios:

  1. Hola, pues si que fue un autor inexcusable en la enseñanza obligatoria, cuando saqué el graduado tuve que leer Cinco horas con Mario en dos días, en ese momento no sirvio para que me aficionara a la lectura,me terminaría aficionando unos años mas tarde.

    ResponderEliminar
  2. Pues a mí me tocó leerme El camino en el colegio y fue uno de los libros que más me impactaron en en edad escolar. Años más tarde lo releí y leí muchas otras obras de Delibes, incluida la que mencionas. Sólo puedo hablar bien de Delibes y de su producción literaria, pues no ha habido ni uno solo de sus libros que no me haya gustado.

    ResponderEliminar