martes, 22 de marzo de 2011

LA VENDA de Miguel de Unamuno (II)


Esta semana hemos leído el relato La venda, de Don Miguel de Unamuno, que narra la historia de María, una mujer ciega de nacimiento que recupera milagrosamente el "don" de la vista justo en el momento en el que su persona más querida (su padre) está a punto de morir, lo que la sume en un estado de angustia cercano a la locura, renegando de la facultad de la vista y queriendo volver a su mundo de tinieblas, donde era feliz.

En este texto apreciamos elementos interesantes y esenciales en la literatura de Miguel de Unamuno, sobre todo, el contraste entre la vida física y la espiritual, entre la fe y la razón.

Cabe destacar también la simbología de los términos "luz" y "oscuridad" (María sólo encuentra la luz, la verdad, en su mundo de tinieblas), el uso figuras retóricas como las comparaciones y metáforas, o el empleo del flashback al comienzo del relato.

Unamuno escribió también una obra teatral titulada La venda, en 1899 (estrenada en 1913), con los mismos protagonistas y un desenlace con matices diferentes: después de un tiempo recuperándose de una operación por la cual recuperó la vista, María acude con su hijo a ver al anciano. El viejo, al verla sin venda, muere. Como signo de duelo, ella decide no volver a quitarse la venda jamás.

6 comentarios:

  1. no se ha estrenado en 1913, en esa fecha se ha publicado, en un volumen titulado El libro popular. Se estrenò en 1921. Estas informaciones se pueden encontrar en cualquier monografìa sobre el teatro de Unamuno (Senabre, Garcìa Blanco).

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por la aclaración, ya comprobaré el dato que apuntas. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. yo creo que se estreno en 1912, buscarlo en cualquier página.

    ResponderEliminar
  4. Hola que pena la duda; si en el texto de Miguel Unamuno se conoce a Maria como un ser que vivía feliz con su ceguera y al lograr ver, su padre muere y ella por el dolor que esto le genera decide no volver a ver; el nombre de Maria no tendrá alguna similitud a la madre de Jesús?
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin lugar a dudas, el nombre elegido por Unamuno para la protagonista del relato no es casual. Estás en lo cierto.

      Eliminar
  5. no lo se rich esto parece falso :vvv

    ResponderEliminar