domingo, 20 de mayo de 2012

La sombra de Drácula

  1. Los vampiros no proyectan sombra ni se reflejan en los espejos.
  2. Tienen la fuerza de varios hombres.
  3. Pueden transformarse en lobo y murciélago, reptar por las paredes, ver en la oscuridad, dominan a animales inferiores como ratas e insectos.
  4. Son capaces de controlar la fuerza de las tormentas y otros fenómenos naturales y crear masas de niebla para desaparecer en ellas.
  5. Su aliento, pese a que es fétido, y su voz poseen poderes hipnóticos.
  6. La luz del sol los destruye. Sólo pueden salir de noche.
  7. No soportan los ajos, ni en ristra, ni en cabeza, ni en flor.
  8. Los ahuyenta la cruz, el agua bendita y la hostia consagrada.
  9. No pueden ingerir alimentos. Únicamente se nutren de sangre que chupan directamente de la yugular de sus víctimas.
  10. Un vampiro nunca entra en un lugar en el que no haya sido invitado previamente.


Éste es el decálogo del vampiro que podemos leer en una de las paredes la Fundación Luis Seoane de A Coruña, que acoge una exposición sobre la influyente novela de Bram Stoker (se cumplen 100 años de su muerte), Drácula.

En ella podemos encontrar facsimiles de las notas y diarios que Stoker utilizó para estructurar y escribir esta obra, libros de su biblioteca personal que empleó para documentarse, carteles de las múltiples versiones cinematográficas del mito, cómics, etc.

Estáis invitados, ¿os la vais a perder?

No hay comentarios:

Publicar un comentario